Para ti, poner la dirección en el GPS y equivocarte es algo habitual.
Para un paciente con psoriasis encontrar la dirección correcta es muy importante.


¿Quieres saber por qué?

Recibir el diagnóstico de psoriasis puede
suponer un giro en nuestra vida.

¡Uy! Hay un cambio de sentido


La psoriasis no solo afecta a la piel, cambia la vida de los pacientes que la tienen. Muchos sufren estrés emocional y síntomas físicos que pueden terminar provocando sentimientos de inseguridad, baja autoestima e incluso ansiedad y depresión. Por eso, el acompañamiento psicológico es fundamental.1-3

 

¡Oye! ¿Vamos bien por aquí?


¡Sí! Gracias a los avances científicos sabemos que vamos por buen camino.

La psoriasis es una enfermedad crónica que provoca dolor, picor o descamación en la piel. Afortunadamente, ya existen tratamientos que logran eliminar por completo las lesiones de manera rápida y persistente. Esto impacta de manera muy positiva en los aspectos emocionales, familiares y sociales de las personas que viven con psoriasis.4,5

¡Sígueme!

Tenemos claro a donde queremos llegar:

Conseguir que los pacientes con psoriasis tengan mayor control sobre su enfermedad y disfruten de su vida.

¡Espera, antes de continuar, vamos a hacer una parada!


Párate a pensar en esto...

1 millón* de personas en España tiene psoriasis4

*Casi la mitad de los usuarios de metro (2,2 millones cada día)


Los pacientes con psoriasis tienen una mayor probabilidad de desarrollar artritis psoriásica* o enfermedades cardiovasculares6

*Si no se trata puede provocar daños irreversibles en las articulaciones.


Un 20-30%* de los pacientes tienen psoriasis moderada-grave y sufren estrés emocional y síntomas físicos.2,3,7

*Esto equivale a los pasajeros que irían en 10.000 autobuses

Entonces… ¿cómo se siente un paciente con psoriasis?


En muchos casos, la sensación es parecida a estar perdido,
sintiendo rabia y frustración.

“Cuando te dicen que es para siempre, estás muy perdido. Te cambia la vida totalmente”

Montse, paciente con psoriasis

Saber de dónde partimos, nos ayuda a ir en la dirección correcta

¿Dónde está la salida?


La vida de un paciente con psoriasis moderada-grave se transforma después del diagnóstico. Muchos pasan de ser los que cuidan de su familia a ser cuidados, de tener puestos de responsabilidad en su trabajo a pedir una baja. Supone asumir nuevos gastos, renunciar a muchos planes y sentir la necesidad de encontrar una salida o de darle un nuevo sentido a su vida.

 

¡Venga, que estamos cerca!


Gracias a la labor de asociaciones de pacientes como Acción Psoriasis estamos cerca de llegar a nuestro destino y muy cerca de los pacientes a los que queremos acompañar en las siguientes direcciones8:

– Mantener la piel totalmente aclarada (sin lesiones) de forma prolongada.
– Tener los síntomas controlados.
– No tener lesiones en la piel como descamación, placas de psoriasis o eritema.
– No tener picor, ardor, escozor.
– No tener brotes de la enfermedad.
– Sin afectación de aspectos emocionales como autoestima y estado de ánimo.

Esto hace necesario seguir trabajando en la atención integral por eso…

Vamos juntos en la dirección correcta

Con el compromiso de Acción Psoriasis, Fundación Piel Sana de la AEDV, SEFH y la colaboración de UCB.

Seguimos avanzando para que la psoriasis tenga un menor impacto físico y emocional, pero todavía hay aspectos que mejorar, por ejemplo: hay muchos pacientes con psoriasis grave que no tienen acceso a los últimos tratamientos.

Aquellos pacientes que consiguen un blanqueamiento completo, es decir no tienen lesiones de psoriasis, tienen un menor impacto emocional de la enfermedad y en consecuencia una mejor calidad de vida; por eso, seguiremos avanzando hacia la dirección correcta.

Entonces... ¿Nos acompañas?

Si conoces a alguien que tiene psoriasis, comparte un mensaje de apoyo y ayúdanos a hacer visible esta campaña para que todos vayamos en la dirección correcta.

Unidos en el día Mundial de la Psoriasis

Vamos en la dirección correcta